La Unión Europea (UE) y Marruecos han constatado que existen progresos en las enmiendas que deben introducir al acuerdo comercial agrícola que ambas partes firmaron en 2012, sobre el que la justicia europea sentenció el pasado diciembre que no es aplicable sobre el Sahara Occidental.

La alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, señaló en un comunicado difundido tras recibir al ministro marroquí de Exteriores, Nasser Bourita, que el encuentro forma parte de los muchos entre ambas partes “con el objetivo de profundizar y profundizar su asociación”.

“Ha permitido constatar el progreso alcanzado en la negociación en curso con vistas a enmendar los protocolos del acuerdo agrícola entre la UE y el reino de Marruecos”, explicó la oficina de la diplomática europea, que precisó que tanto Mogherini como Bourita expresaron su “determinación común de completarlo lo antes posible”.

La reunión, agrega el Servicio de Acción Exterior de la UE en su comunicado, también sirvió para abordar “los retos comunes de los países de la cuenca mediterránea y de los africanos, ante los que ambos países reafirmaron su intención de abordar de manera conjunta”.

El Tribunal de Justicia de la Unión (TJUE) sentenció el pasado 21 de diciembre que el pacto firmado en 2012 es válido porque no menciona expresamente su aplicación en el Sahara Occidental, territorio que la legislación de la UE no considera parte del reino alauí.

Esa decisión invalidaba parcialmente el acuerdo en la parte que afecta al Sahara Occidental, ya que la corte de Luxemburgo consideró que la Unión no verificó si la explotación de los recursos tenía un impacto sobre la población de esa antigua colonia española, como reclamaba el Frente Polisario.

Desde entonces, Bruselas y Rabat mantienen reuniones técnicas y políticas para intentar actualizar el acuerdo, siempre desde el respeto a la legislación comunitaria.

Fuente: http://www.hortoinfo.es/index.php/6333-ue-maroc-251017 (25/10/2017)